La Liga Mexicana de Béisbol no Respeta Contratos

Jean Machi por poco y no llega a los Gigantes (fotografia cortesía de Michael Marconi).

Jean Machi por poco y no llega a los Gigantes (fotografia cortesía de Michael Marconi).

Nota editorial: Para leer este artículo en inglés favor de hacer click aquí.

“Solía decir que nunca jugaría en la Liga Mexicana de Beisbol” fue lo que Jean Machi comentó al preguntarle sobre la temporada en que jugó para los Diablos Rojos del México en el 2011.

“Alguien debería hacer algo” Yusmeiro Petit quien estaba a un lado agregó. “La Liga Mexicana no respeta los contratos y es frustraste”.

Proceso Del Draft

En México no existe el draft amateur como existe en los Estados Unidos. De hecho, los scouts jamás buscan talento en preparatorias o universidades, ya que no es común que una escuela cuente con equipo de béisbol. El béisbol en México es jugado en ligas de fin de semana, en las que los niños y adultos juegan por simple diversión.

Scouts de cada equipo de la LMB (Liga Mexicana de Beisbol) buscan talento en este tipo de ligas acercándose con los jóvenes y sus familias. Los padres de familia confían en los scouts y permiten que sus hijos viajen a los “try outs” que hacen en la Academia localizada en El Carmen, Nuevo León.

Esta complejo está diseñado para el desarrollo de talentos mexicanos esperando que en un tiempo estimado de un año se encuentren jugando en las ligas rookies (Liga del Norte de México y Liga del Norte de Sonora). Ligas afiliadas a la LMB. Algo parecido lo que son las ligas menores para las mayores.

Si el joven es liberado por el equipo en cualquier nivel del proceso, el regresara a casa pero sus derechos siguen perteneciendo al equipo.

Si algún equipo de la LMB e incluso alguno de MLB se interesa en los servicios del joven, el equipo tiene que negociar con el equipo que originalmente lo firmo.

Proceso de Venta

Cuando un equipo de MLB está interesado en algún jugador que sus derechos pertenecen a la LMB es cuando los verdaderos problemas salen a la luz. Los equipos mexicanos tienden a pedir mucho dinero por jugadores, suma que podría ser utilizada para comprar más de un jugador en países como en Venezuela o en la República Dominicana. Algunos jugadores han sido vendidos por montos de hasta 2 millones de dólares.

En entrevista con Jaime Blancarte, gerente general de equipo Toros de Tijuana comentó que algunos jugadores que preocupados con la situación agregan cláusulas a su contrato. En caso que algún equipo extranjero se interese en sus servicios, el equipo mexicano no tiene derecho alguno de detenerlo. Sin embargo el equipo mexicano agrega cláusulas de igual manera, cobrando una suma de “penalización”. No hay regularización de la MLB en este proceso.

Blancarte, también comentó que si el jugador en cuestión es “valioso” para el equipo mexicano, la directiva hará todo lo posible para que la venta se alargue y el jugador alcance a terminar la temporada en México (finales de agosto).

Esta fue la situación que enfrento Jean Machi cuando fue en el 2011 como “préstamo” a la LMB después de no haber quedado en el equipo de triple A. Fue el cerrador oficial de los Diablos Rojos del México teniendo un récord de 3-1, una efectividad de 2.30 y 15 salvamentos.

Los Gigantes de San Francisco se interesaron Machi, la directiva de los Diablos Rojos no querían perderlo a mitad de la temporada. No lo dejaron ir a los Estados Unidos hasta que termino la temporada en México haciendo a Machi cada vez más frustrado con la situación. “Solía decir que nunca jugaría en la Liga Mexicana, porque sabía que esto podría suceder” agrego Machi.

Otro ejemplo de la situación que se vive en la Liga Mexicana es el lanzador Oscar Daniel Verdugo, jugador activo en la LMB actualmente. Fue firmado para ir a la academia a los 16 años de edad por los Águilas de Veracruz. El siguió el ya mencionado proceso para jugar en la LMB, pasando por la academia con números que rápidamente lo mandaron a las ligas rookies.

Durante ese proceso equipos de grandes ligas se interesaron en Daniel, sin embargo las negociaciones duraron 2 años a raíz de que el equipo Veracruzano pedía una suma fuerte que no convencía a ningún equipo a adquirir sus servicios.

Verdugo desconoce la suma que el equipo pedía por venderlo, comentó que a él solo le interesaba tener una oportunidad en los Estados Unidos para poder llegar a las grandes ligas. Finalmente, después de 2 años el equipo mexicano bajó el precio y los Piratas de Pittsburgh lo compraron. Fue enviado a la liga Venezolana de verano teniendo un récord de 4-0 y mantuvo una efectividad debajo de los 3.00.

En el 2010, fue parte de Gulf Coast League. Verdugo tan solo alcanzó a ver acción durante un juego, se lastimó. El Águila de Veracruz reclamaron sus derechos y Verdugo tuvo que regresar a México. Actualmente es uno de los mejores lanzadores en la LMB con un récord de 4-0 y una efectividad de 4.46.

Verdugo terminó la entrevista comentando que el siempre piensa en lo que pudo haber pasado si lo hubieran vendido dos años antes cuando los equipos de la MLB originalmente se interesaron en él, inclusive si hubiera sido una venta por menos dinero. Él tal vez estaría cerca de las mayores.

Franquicias en la LMB

La LMB está constituida por 16 equipos, dos divisiones (norte y sur). De igual manera cuenta con 2 ligas afiliadas llamadas “rookies”: Liga del Norte de Mexico y Liga del Norte de Sonora.

Las ligas rookies son operadas en ciudades pequeñas donde la asistencia promedio es de 200 personas por encuentro.

Para que una liga sea reconocida como parte del “béisbol organizado” tiene que ser parte de la MLB.

El sistema Mexicano trabaja bajo reglas no escritas, existiendo varias maneras en las que se vende un jugador. Ninguno de estos procesos es regulado por la MLB. Lo que trae por consecuencia arbitrariedad en la venta de jugadores por parte de los directivos de cada uno de los equipos de la liga mexicana.

Regresando a la entrevista con Blancarte. Explicó que hay diferente maneras de que se lleve a cabo una venta. Explico que los jugadores que estipularon de antemano la cláusula en su contrato se quedan con el 75% de su primer año de salario mientras el equipo cobrara 25% del mismo. Pero el equipo mexicano que lo está vendiendo conserva sus derechos en caso en caso de que el jugador quiera regresar.

Si el jugador no tiene previamente estipulado en el contrato los porcentajes, la venta tomara más tiempo ya que el equipo mexicana buscara en la manera posible de tener la mayor cantidad de dinero posible, habiendo casos en los que el equipo se queda con 1.5 millones de dólares mientas el jugador apenas se queda con 500 mil dólares. De cualquier manera, el equipo mexicano conserva sus derechos dentro de la liga mexicana.

Otra forma que es usual, es lo que le llaman “venta parcial”. El jugador es totalmente vedado solo si en un tiempo preestablecido llega al nivel de grandes ligas, durante su paso por las ligas menores sigue siendo propiedad del equipo mexicano dando parte de su salario a este. Si no llega al equipo grande en el tiempo acordado el jugador tiene que regresar a la liga mexicana.

Normalmente un jugador de cualquier otro país Latinoamericano es firmado sin problema alguno y por mucho menos dinero ya que no hay equipo que sea intermediario en la negociación. En países como Venezuela y la República Dominicana las ligas de béisbol importantes son las invernales, que son en donde los mejores jugadores del país que juegan en equipos de grandes ligas regresan a sus países y utilizan este tiempo como descanso y una forma de seguir en forma para el spring training.

Números Rojos

Un buen día en la mayoría de los parques de pelota en México cuentan con una asistencia de 6 mil a 8 mil personas, pero la mayoría de las personas entran con boletos de cortesía o de muy bajo costo, descartando la asistencia a los estadios como una entrada de dinero principal. El dinero entra de los anuncios de publicidad que se venden dentro del estadio, la mayoría de los parques de pelota en México tienen una gigante barda en los jardines que sirve para poner vender espacios publicitarios. Inclusive los uniformes de los peloteros son espacios disponibles para que las empresas paguen por poner su logo. Otro ingreso es la televisión, la liga mexicana tiene contrato con TVC deportes y algunos juegos son transmitidos por ESPN Latinoamérica.

De acuerdo al portal de internet de la revista Forbes México, cada uno de los equipos en México necesita un promedio 4 millones de dólares para operar, sin embargo los ingresos apenas son el 70% de lo que se necesita. Existiendo un déficit de 19 millones de dólares entre los 16 equipos de la liga mexicana. Así que los equipos recurren a los gobiernos de su estado correspondiente por apoyo económico. De esta manera cuando un equipo de grandes ligas se interesa en alguno de sus jugadores el equipo lo ve como una gran oportunidad de ganar dinero extra. Sin embargo la mayoría de las veces inflan tanto los precios que los equipos de Estados Unidos pierden el interés en el jugador.

En México existe el tope salarial, lo que significa que no se le puede pagar a un jugador más de 8 mil dólares mensuales. Anteriormente se les daban “bonos” a los jugadores como una forma de compensación por motivos que iban desde conectar un cuadrangular, ganar un juego, entrar a correr de emergente, comida, viáticos, boletos de viaje para la esposa y/o familia. Ahora todos estos gastos corren por cuenta del jugador y su salario tiene que ser suficiente para cubrir todos los gastos.

Mexicanos estudiando en los Estados Unidos

Los padres de familia preocupados con la situación que se vive en la liga mexicana y conscientes que sus hijos tal vez tengan el potencial de jugar en los Estados Unidos en un futuro hacen un esfuerzo económico extra para mandar a sus hijos a estudiar la preparatoria y la universidad con la esperanza de que sean elegidos por el draft amateur, evitando el difícil proceso que sería jugar en la MLB por medio de la liga mexicana. Ejemplos de esta situación son jugadores como Alan Garcia, Alfredo Amezaga, Ali Solis, Xorge Carrillo, Fernando Pérez, entre otros.

Fernando Pérez, un joven jugador que creció en la ciudad de Ensenada Baja California, mostró fuertes habilidades desde la infancia. Sus padres preocupados con la situación en la liga mexicana y queriendo lo mejor para su hijo, ahorraron para mandarlo a la preparatoria a San Diego y a la universidad en Arizona.

Fernando fue elegido en la 3ra ronda del draft del 2012 por los Padres de San Diego. En el 2013 su promedio de bateo nunca bajo de los .400 siendo enviado rápidamente al equipo clase A. Actualmente es parte del equipo en Fort Wayne Indiana (Tin Caps). Sigue mostrando una gran capacidad en su fildeo y en su ofensiva que lo llevaran a las grandes ligas en unas cuantas temporadas más.

La Liga Mexicana no es una liga independiente, es reconocida por el sistema de las grandes ligas y este mismo organizo debería regular los contratos y los procesos de venta. El béisbol es un negocio como cualquier otro, pero el hecho de que ignoren los contratos de los jugadores reteniéndolos en contra de lo que estipularon anteriormente. Hace parecer que la Liga Mexicana no sigue ningún tipo de reglas.

Print Friendly
 Share on Facebook21Tweet about this on Twitter24Share on Google+0Share on Reddit0Email this to someone
« Previous: The Physics of the Bunt
Next: Update to the Spray Chart Tool (now with Strike Zone plot) »

Comments

  1. Miguel Angel said...

    Deberías poner más cuidado en el escrito antes de publicarlo, tienes muchos errores que pueden ocasionar una pérdida de atención en el lector. Buen tema, buen intento, mala ejecución.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current ye@r *